Cómo comprar un buen whisky – la guía del principiante

Cómo comprar un buen whisky

Cómo comprar un buen whisky – la guía del principiante

Para un conocedor, comprar un whisky irlandés o un escocés de calidad no es algo complicado. Ya conocen las mejores marcas y los mejores whiskies y saben qué marcas tienen más valor por el dinero que valen. Sin embargo, para alguien que no tiene mucho conocimiento, escoger un whisky, ya sea para un regalo o para el disfrute personal, puede no ser algo tan sencillo.

 

¿Cómo comprar un buen whisky?

Una buena botella de whisky siempre es un regalo muy apreciado, especialmente por los hombres. Entonces, si quieres comprar un whisky de calidad para regalarlo o para disfrutarlo tú mismo, hay varias cosas que debes tener en cuenta para realizar una buena elección.

Hay varios factores que influencian el sabor, aroma, color y calidad de la bebida y cada una aportará de cierta forma al sabor del whisky.

Así que puede ser complicado escoger de entre todos los rangos y tipos y por eso te presentamos algunos consejos para ayudarte.

 

Consejo #1 – Escoge la categoría del whisky que quieras comprar

El whisky se puede dividir en varias categorías, como mezclado, puro de malta o maltas mezcladas. Para los que no sean familiares, estos nombres no dicen mucho, pero son cruciales y afectan el sabor. Si comprendes esto, para escoger un buen whisky según tus preferencias, debes saber el significado.

Un whisky mezclado proviene de la mezcla de varios whiskies de malta, resultando en una bebida suave y una combinación de sabores. Pero un puro de malta está hecho solo de malta y es más puro. También existe el whisky mezcla de maltas que también se produce solo con cebada malteada, pero pasa por más etapas.

En general, los whiskies puros de malta son considerados más valiosos y su precio es superior. Pero un buen whisky mezclado puede ser de calidad excepcional y algunos de los más conocidos en el mundo.

 

Consejo #2 – Escoge dónde es producido y la región

Hay varios países que producen buenos whiskies y no solo Escocia, Irlanda o los Estados Unidos. Sin embargo, incluso dentro de cada país, las diferencias pueden ser considerables, teniendo diferentes sabores y aromas resultado de las características naturales de cada región y también la vegetación utilizada para el ahumado. Por ejemplo, mientras que en el whisky irlandés es usado frecuentemente una mezcla de cebada sin maltear, en Escocia se utiliza la cebada malteada. En los Estados Unidos utilizan una mezcla de varios tipos de granos, incluyendo maíz y el whisky canadiense es hecho de arroz.

Así que puedes ver que el origen del whisky va a influir mucho en el sabor y el aroma de la bebida.

 

Consejo #3 – Escoger un año (y establecer un presupuesto)

Después de analizar los puntos previos, es hora de ver los precios de cada botella. Puedes notar con facilidad que mientras más años tenga un whisky, más costoso será su precio. Si no quieres gastar una gran cantidad de dinero, hay varias opciones increíbles en la categoría de whiskies con una edad menor a los 15 años. Los precios tienden a subir si superan los 15 años.

Si no tienes ninguna preferencia respecto a la edad del whisky, define tu presupuesto y busca uno que encaje con eso.

 

¿Tienes algún consejo que quieras compartir con nosotros? ¡Deja tus sugerencias en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.