Cómo se hace el Whisky Escocés – Paso a paso

how scotchi s made

Cómo se hace el Whisky Escocés – Paso a paso

El Whisky Escocés es muy conocido en todo el mundo. A pesar de la simplicidad de sus ingredientes, agua y cereales como la cebada, desde el primer hasta el último paso de producción, este whisky pasa por varias etapas, lo que lleva al menos ocho años desde el principio hasta el final del proceso. Es decir, el proceso es mucho más complejo de lo que parece. En este artículo aprenderás, paso a paso, cómo se hace el Scotch.

Además, conoce las principales destilerías de whisky producidas en Escocia en nuestro artículo Destilerías de whisky en Escocia.

 

El proceso de producción

Existen seis pasos desde el principio hasta el final de la producción de Whisky Escocés: malteado, secado, maceración, fermentación, destilación y envejecimiento.

production of scotchcréditos de keyifadami.net

 

1. Malteado

El proceso de malteado trata de colocar la cebada en agua natural durante un período de dos a tres días. Este paso tiene como objetivo facilitar la germinación de la malta. Cuando el brote alcanza la longitud de una pulgada, es hora de comenzar el segundo paso: el secado.

 

2. Secado

Aunque esto pueda parecer innecesario, en realidad, el secado puede tener una gran influencia en la configuración del sabor del Whisky Escocés. Por lo tanto, durante esta etapa, los brotes de malta de cebada se llevan a un horno, calentado con turba. La turba, común en las zonas pantanosas de Escocia, cuando se quema, produce poco calor, pero mucho humo. Esto impregnará la malta, proporcionando el sabor único del Scotch. Y de región a región, los diversos tipos de turba proporcionan sabores distintivos.

 

3. Maceración

Para aprovechar al máximo el grano y la yema de la cebada de malta, todos los granos son molidos. Cuanto más se muelen los granos y las maltas, más azúcar se obtiene para la fermentación. Por esto mismo, se hace más fácil obtener una mayor cantidad de alcohol. Después de la molienda, los granos y las maltas se colocan en un destilador con infusión de agua caliente para crear el mosto.

 

4. Fermentación

Una vez formado el mosto, cuando éste alcanza los 70 ° C, se agrega levadura para fermentar. En 72 horas, el azúcar en el mosto se convierte en alcohol. Este es el precursor de Scotch, que sigue siendo una bebida dulce, con solo 9% de alcohol.

 

5. Destilación

Después de que sean retiradas las impurezas de la bebida resultante de la fermentación, el líquido se coloca en el alambique, donde se destilará dos veces. La primera destilación tiene alrededor del 20% de alcohol, mientras que la segunda tiene casi el 64%. En este punto se agregará agua pura, de modo que cuando todo el proceso de envejecimiento haya terminado, el Whisky Escocés tenga el 40% requerido. Este es un proceso largo y requiere mucha experiencia y sabiduría.

 

6. Envejecimiento

Después de la destilación, que da como resultado un líquido transparente, el Scotch se mantendrá en los barriles apropiados. Aquí incorporará sabores y colores, dependiendo del tipo de turba, agua y el tipo de roble utilizado en las barricas. El envejecimiento de un buen whisky dura al menos ocho años, pero podría alcanzar hasta dos décadas. Este es uno de los principales pasos en la producción del Whisky Escocés.

 

¡Después de eso, el Whisky Escocés estará listo para ser embotellado y probado por todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.